Páginas vistas en total

martes, 20 de noviembre de 2007

El Supremo de USA decidirá sobre el derecho a llevar armas

Artículo de Reuters publicado hoy por “elmundo.es internacional”.

WASHINGTON.- El Tribunal Supremo de EEUU ha decidido resolver el conflicto entre el Congreso y las autoridades locales de Washington D.C. sobre la prohibición de llevar armas en la capital estadounidense. De hacerlo, sería su primera sentencia en alrededor de 70 años en torno al derecho a llevar armas a ciudadanos privados, recogido por la Constitución pero sobre el que hay un gran debate.

Pese a existir un gobierno local en Washington D.C., donde se encuentran los principales órganos legislativos y ejecutivos de EEUU, sus decisiones están controladas en última instancia por el Congreso, que tiene derecho a revisar y el poder de rechazar leyes locales. Una circunstancia excepcional, ya que la décima enmienda de la Constitución estadounidense da a los estados los derechos que no ejerce el gobierno federal.

Muchas de las decisiones están delegadas por completo en las autoridades de Washington, pero no ocurre así, por ejemplo, con el control de las escuelas ni con el de las armas. De este modo, desde hace 31 años existe una ley que prohíbe a los ciudadanos portar armas para uso privado. Normativa a la que se opone el Gobierno del Distrito de Columbia.

Ahora, los jueces del Supremo han anunciado que revisarán una sentencia anterior de un tribunal de apelación que da una interpretación amplia al derecho a llevar armas que otorga la segunda enmienda de la Constitución con lo que revoca la ley local que lo prohíbe.

Así, el alto tribunal, la última instancia de la Justicia estadounidense, escuchará los argumentos de ambas partes en febrero o marzo, según el calendario anunciado, y decidirá a finales de junio. De este modo, la decisión podría convertirse en parte fundamental de la agenda política para las elecciones presidenciales de 2008.

Tanto los partidarios como los detractores de la ley, una de las más estrictas de EEUU, están de acuerdo en que la decisión tendrá importantes consecuencias políticas y legales. Según la segunda enmienda, "en consideración a que una milicia bien regulada resulta necesaria para la seguridad de un estado libre, el derecho de la población a poseer y portar armas no será restringido".

Los legisladores locales de Washington argumentan que la enmienda garantiza el derecho a portar armas sólo cuando es en milicias reguladas por el estado, como la Guardia Nacional, pero no individualmente. Sin embargo, la corte de apelaciones decidió, en una visión más amplia, a favor de la segunda opción. El Supremo deberá decidir por qué versión se decanta.

El Tribunal Supremo no se ha pronunciado sobre el alcance de este derecho desde una decisión de 1939, cuando confirmó una ley federal para el control de armas, aunque no decidió definitivamente la controversia constitucional.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El derecho a portar armas deberia ser universal.

Es una expresion de libertad de los pueblos y la unica defensa contra los gobiernos que tienden a volverse tiranicos en el mundo.

Ahi tienes a Inglaterra, EU, Mexico, etc.