Páginas vistas en total

jueves, 28 de agosto de 2014

Una niña de nueve años mata a tiros a su instructor en Arizona


Artículo publicado en el periódico digital “Público” el 27/08/14

“Una niña de nueve años de edad ha matado a tiros a su instructor cuando le enseñaba a usar un subfusil UZI en un campo de tiro al aire libre situado a las afueras de la localidad de White Hillsen el estado estadounidense de Arizona, según han confirmado este martes las autoridades locales.
Carlos Vacca, de 39 años, estaba enseñando a la niña cómo utilizar el arma automática el pasado lunes por la mañana en el campo de tiro cuando ésta apretó accidentalmente el gatillo. La fuerza del retroceso del arma le impidió tomar el control de la situación y una bala perdida alcanzó al instructor de tiro.
Vacca fue trasladado en helicóptero al Centro Médico Universitario de Las Vegas, donde fue declarado muerto la noche del lunes, tal y como ha informado la cadena de televisión estadounidense NBC. La niña se encontraba acompañada por sus padres en el momento del suceso, según detallan los investigadores.
El gerente del campo de tiro, Sam Scarmardo, que recuerda a Vacca como un tipo "concienzudo y muy profesional", ha explicado a la citada cadena televisiva que la edad mínima para practicar en la mayoría de los campos de tiro es de ocho años siempre que se haga bajo la supervisión de los padres.”

lunes, 11 de agosto de 2014

El rastro perdido de 50.000 armas

 
(Artículo publicado en "El País" el 9 de agisto 2014)
 
Medianoche en Bótoa (Badajoz). Un grupo de ladrones abre un boquete en la valla protectora de la base militar General Menacho, arranca un vehículo del Ejército y se dirige hacia el edificio de una de las compañías. Allí, sin que nadie les detenga, roban 20 fusiles HK y 10 pistolas Llama. Amparados por la oscuridad. Después desaparecen. Ocurrió el 28 de febrero de 2011. Hasta un año después no se detuvo a 11 de los supuestos asaltantes y se recuperó parte del arsenal, que ya había pasado a engrosar las bases de datos de la Guardia Civil donde se registran las armas legales a las que se les ha perdido el rastro.
Un archivo que suma actualmente 50.506 armas de fuego robadas y extraviadas por sus dueños en España, según los informes del primer trimestre de 2014 de la Unidad de Intervención Central de Armas y Explosivos (ICAE). Se desconoce el paradero de cada una de ellas.
Esas cifras se enmarcan dentro de un país donde existen cerca de 3,8 millones de armas con licencia. Más de 3,5 millones pertenecen a particulares —la mayor parte, 2,8 millones, son escopetas de caza— y el resto se encuentran en manos de los agentes de las fuerzas de seguridad y el personal de Defensa, como recoge la memoria de 2013 del Ministerio del Interior. La Guardia Civil se encarga de toda su supervisión y cuenta, para ello, con un fichero creado por orden del Gobierno para tal fin.
Bajo el explícito nombre de ARMAS, en este registro se apunta el tipo, modelo, calibre, número de serie y propietario, entre otros datos. "Permite asegurar la trazabilidad de las armas y su control, desde su fabricación o introducción en España y hasta su destrucción o salida del territorio nacional por cauce regular", subrayan fuentes policiales. Pero, en ocasiones, el sistema no sirve.
Porque cada año se roban y extravían una media de 1.200 armas en el país y se recuperan unas 380, según los datos del ICAE recogidos por la Secretaría de Estado de Comercio. En 2013, por ejemplo, se le perdió el rastro a 1.190 y se localizaron 450. Entre ellas se encuentran las 464 armas de fuego legales sustraídas el pasado año en 408 asaltos, explican fuentes policiales. "La mayoría no fueron recuperadas, por lo que se entiende que han pasado a engrosar el mercado negro", añaden estas mismas fuentes, que achacan el volumen de hurtos a la "carencia" o "ineficacia" de las medidas de seguridad adoptadas por los particulares.
Fuente: Secretaría de Estado de Comercio
 
Ese tráfico ilegal preocupa, precisamente, a las autoridades españolas y europeas. Las fuerzas policiales lo consideran una "amenaza para la estabilidad y desarrollo nacional" y, de hecho, califican la lucha contra este mercado negro como una "línea estratégica" para combatir el crimen organizado en España. Es más, la Comisión Europea marcó a finales de 2013 su hoja de ruta: endurecer las leyes de toda la UE, pese a que ya se encuentran entre las más exigentes del mundo. En Bruselas consideran que las diferencias entre las normativas aprobadas por cada país miembro han originado una serie de lagunas que aprovechan las organizaciones delictivas implantadas en el continente.
Argumentos, todos ellos, que no compran la industria y los colectivos de cazadores. El vicepresidente de la Asociación Nacional del Arma en España (Anarma), Javier Agundo, acusa a la UE de "servirse del discurso del miedo" para "perseguir, acosar y perjudicar a los usuarios legales de armas, cuando estas no representan un problema real de seguridad". Para ello, remacha, la Comisión pone en marcha iniciativas promovidas por "los lobbies antiarmas existentes". "Nuestros dirigentes tienen miedo de una sociedad armada, responsable y consciente de sus derechos y obligaciones ciudadanas", concluye.
Un debate en el que ambas partes —colectivos proarmas y Bruselas— esgrimen estadísticas y datos de forma reiterada para defender su posición. Entre otras cuestiones, se aborda que, según las propias cifras de Bruselas, en España se registra una tasa de 0,2 homicidios por arma de fuego por cada 100.000 habitantes —es el duodécimo país con el índice más bajo de los Veintiocho— y 0,42 suicidios por arma de fuego por cada 100.000 personas —el quinto más bajo—. "Interior, en su anuario de 2013, califica a España como el último país de la UE en número de homicidios. Si se descuentan los realizados con objetos contundentes como barras de hierro, martillos, armas blancas, cúteres, destornilladores, bates de béisbol o vehículos, ¿cuántos estarían calificados como realizados con armas?", se pregunta Javier Agundo.
Bruselas fija, en cambio, su mirada en el mercado negro y en el "preocupante silencio" que lo rodea en la UE. Gun Policy, organismo especializado en esta área y financiado por el Gobierno suizo, calcula que las armas de fuego existentes en España ascienden a 4,5 millones (tanto lícitas como ilícitas). Un tráfico ilegal que se alimenta actualmente también gracias a la rehabilitación de armas inutilizadas. "Se ha producido una situación particularmente preocupante en nuestro país debido a la proliferación de esta práctica", señalan fuentes policiales, que apuntan que se ha detectado una "gran demanda" de este tipo de armas restauradas.
A este respecto, las fuerzas de seguridad españolas identifican a un tipo de "coleccionista enfermizo" —"consideran un crimen la inutilización de un arma"— que, en ciertas ocasiones, da un paso más allá y vende las armas que rehabilita. "Un caso común en circunstancias de crisis económica dado el gran valor que tienen en el mercado negro. Las cortas pueden superar los 2.000 euros", inciden fuentes policiales.
Este fenómeno se evidenció hace menos de un mes, cuando la Guardia Civil detuvo a un coleccionista que guardaba un enorme arsenal que había recopilado y reparado: 11 fusiles de asalto, 7 rifles, 55 pistolas, 39 revólveres, 3 minas anticarro, 55 granadas, un mortero y un cohete de artillería, entre otro material. "Se incautó uno de los mayores arsenales de la historia reciente de España y se retiraron del mercado negro 148 armas de fuego", sentencian fuentes policiales, que consideran el tráfico ilícito un "peligro para la seguridad ciudadana, el sistema social y la paz internacional en su conjunto".
 
"No más de una pistola"
Las autoridades han desplegado un amplio abanico de medidas para el control del mercado legal de armas en España. La Guardia Civil contempla unos requisitos muy exigentes para conceder una licencia de arma corta (cono pistolas y revólveres), la denominada de tipo B. "Su expedición tiene un carácter restrictivo, limitado a supuestos de existencia de riesgo especial y necesidad", subraya el instituto armado. El solicitante debe argumentar "con todo detalle los motivos que fundamentan" su necesidad de obtener la licencia. "Ningún particular puede poseer más de una B y cada licencia no amparará más de un arma".
Existen 190.000 pistolas y revólveres en España en propiedad de particulares, según Interior, aunque la inmensa mayoría se encuentran en manos de vigilantes privados o se usan para prácticas deportivas. A su vez, las inspecciones a depósitos, talleres y comercios de armas "se pueden hacer cuantas veces se considere y sin necesidad de previo aviso". Un armero de Madrid explica que suelen hacerle unas tres al año.
 
 
"No más de una pistola"
Las autoridades han desplegado un amplio abanico de medidas para el control del mercado legal de armas en España. La Guardia Civil contempla unos requisitos muy exigentes para conceder una licencia de arma corta (cono pistolas y revólveres), la denominada de tipo B. "Su expedición tiene un carácter restrictivo, limitado a supuestos de existencia de riesgo especial y necesidad", subraya el instituto armado. El solicitante debe argumentar "con todo detalle los motivos que fundamentan" su necesidad de obtener la licencia. "Ningún particular puede poseer más de una B y cada licencia no amparará más de un arma".
Existen 190.000 pistolas y revólveres en España en propiedad de particulares, según Interior, aunque la inmensa mayoría se encuentran en manos de vigilantes privados o se usan para prácticas deportivas. A su vez, las inspecciones a depósitos, talleres y comercios de armas "se pueden hacer cuantas veces se considere y sin necesidad de previo aviso". Un armero de Madrid explica que suelen hacerle unas tres al año.
 

miércoles, 11 de junio de 2014

Australia, Austria, Bélgica, Burkina Faso, Jamaica, Luxemburgo, St. Vincent and the Grenadines y Samoa firman el tratado sobre el comercio de armas (ATT)

 On the first anniversary of the Arms Trade Treaty’s (ATT) opening for signature and ratification, momentum continued as eight more countries deposited their ATT instruments of ratification. The deposits were made at a special ceremony at UN Headquarters and bring the total number of ratifications to 40, with just 10 more needed to meet the 50 required for entry-into-force.
 
The eight countries that added their support to the “Race to 50” effort are Australia, Austria, Belgium, Burkina Faso, Jamaica, Luxembourg, St. Vincent and the Grenadines, and Samoa. With 40 ratifications and 118 signatures being achieved in the first 12 months, the ATT is now one of the fastest treaties to move toward entry-into-force.
The global support was highlighted by Dr. Robert Mtonga speaking on behalf of Control Arms in the UN ratification ceremony. “The geographic spread of states ratifying today – from Africa, Europe, the Caribbean and the Pacific – shows clearly that this is a treaty with global support. We now need all these states, as well as all others who have signed the ATT, to live up to its aims and implement tough controls on the $85bn arms trade,” Dr. Mtonga said. He made a strong call to African states to join the #Raceto50:
 
“African determination and African realities helped shape the ATT into a treaty that can save lives and protect people, and reduce the scourge of armed violence. If it were not for Africa, the ATT may not have small arms and light weapons and ammunition included within the range of weapons covered. These are the weapons that cause so much devastation in my continent every day, and yet so few of them are actually produced in Africa. The AK-47 and its derivatives has become the weapon of choice in so many African conflicts, yet we estimate that over 95% of these weapons come from outside of the continent. In my work as a doctor in Africa I have treated patients who have suffered from armed violence, and I have also seen first hand how disruptive and destructive armed violence is to development efforts.
We now need African determination again to help implement the treaty to the highest standards, and to create international norms that will transform the arms trade. I call upon all African states that have not yet done so to sign and ratify the Arms Trade Treaty.”
 
Control Arms welcomes the new ratifications, and continues to encourage all UN Member States to act swiftly to ensure that the ATT is implemented to high standards and results in substantial action on the ground.

«La falta de control de armas es mi mayor frustración como presidente»

 
El presidente de EE UU, Barack Obama, dijo ayer que su mayor frustración como mandatario es el fracaso a la hora de endurecer las leyes de control de armas a nivel nacional, al denunciar que tiroteos como el registrado ayer en una escuela secundaria de Oregón "se están convirtiendo en la norma".
"Muchas veces me preguntan cuál ha sido mi mayor decepción como presidente, y mi mayor frustración hasta ahora es el hecho de que esta sociedad no haya estado dispuesta a dar algunos pasos básicos para mantener las armas lejos de la gente que puede hacer daño", dijo Obama en un foro organizado por la plataforma de internet Tumblr. El mandatario no se refirió expresamente al tiroteo registrado en la localidad de Troutdale (Oregón), en el que fallecieron al menos dos personas, un estudiante y el propio atacante.
No obstante, aseguró que la violencia con armas en EE UU es "desmesurada" y lamentó que el suyo sea "el único país desarrollado del mundo donde esto ocurre, y ocurre una vez a la semana". "El país tiene que reflexionar en serio sobre esto. Esto se está convirtiendo en la norma y lo damos por sentado de formas que, como padre, me aterrorizan", subrayó.
 
Dos sucesos de 2012 -la matanza en un cine de Aurora (Colorado), donde murieron 12 personas y otras 58 resultaron heridas; y la ocurrida en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados a tiros 20 niños y 6 mujeres- reabrieron el debate sobre las armas en EE UU.
El Gobierno de Obama impulsó entonces un conjunto de medidas para reformar la legislación de control de armas, pero el Congreso no aprobó siquiera la que generaba más consenso: un sistema de verificación de antecedentes para impedir que las armas llegaran a los criminales o a las personas con problemas de salud mental. "El Congreso no ha permitido ni siquiera las restricciones más mínimas. Y deberíamos estar avergonzados", señaló Obama.
Respecto a quienes aseguran que éste es un problema de salud mental y no de control de armas, el presidente replicó que Estados Unidos "no tiene el monopolio de la gente loca en el mundo". "La diferencia es que esa gente puede acumular cantidades enormes de munición en su casa", lo que provoca que los tiroteos frecuentes "sean de esperar".
 
Sin las herramientas necesarias
 
Obama reconoció que ahora mismo, su Gobierno no tiene "las herramientas suficientes" para "hacer el cambio tan grande que se necesita" frente al problema, y opinó que "lo único que cambiaría las cosas sería que la gente decidiera que esto les importa de verdad".
"Hasta que no haya un cambio fundamental en la opinión pública, en que la gente diga: 'basta, esto no es aceptable, no es normal', tristemente no hay mucho que vaya a cambiar", subrayó. Destacó que "la mayoría de los miembros del Congreso temen a la Asociación Nacional del Rifle (NRA)" que, junto a la industria armamentística, "está muy bien financiada y tiene la capacidad de mover votos".
Frente a los votantes que respaldan a políticos fieles a la NRA, la gente que está del otro lado y que apoya la idea de un mayor control de armas "no está tan motivada" a la hora de ir a votar, indicó Obama.
 

martes, 8 de abril de 2014

Venta de armas, corrupción y mafia

 
“La última semana de marzo la prensa italiana se hacía eco del arresto domiciliario de dos ex directivos de Finmeccanica, Lorenzo Borgogni, ex director de relaciones externas y Stefano Carli, ex director operativo de Selex Service Management, perteneciente a Finmeccanica.
Finmeccanica es una empresa líder mundial en tecnología aeroespacial y de defensa italiana; en la actualidad la empresa se ha transformado en un holding industrial con representación en más de 100 países; el estado italiano posee el 30% de las acciones de dicho holding.
La empresa Selex Service Management es una subsidiaria de Finmeccanica y recibió 400 millones de euros en 2009 para diseñar y gestionar el sistema Sistri de seguimiento electrónico de rastreo de desechos especiales y peligrosos. Este sistema fue encargado por el gobierno italiano después de que la mafia napolitana, que es la que controla la gestión de residuos, diseminara los residuos peligrosos de forma incontrolada. El sistema Sistri nunca ha llegado a completarse ni a entregarse.
Las investigaciones de la justicia napolitana en curso, centradas en el sistema Sistri, han puesto de manifiesto todo un sistema de facturas falsas y de sobrefacturación entre Selex Service Management y otras sociedades, a través de las cuales se desviaban fondos a paraísos fiscales y a cuentas suizas, en algún caso se observó que este dinero fue entregado en efectivo directamente en las oficinas de Finmeccanica. Dichos fondos estaban destinados al pago de sobornos y a la financiación de los partidos políticos italianos.
Lorenzo Borgogni abandonó Finmeccanica en 2011 por las denuncias de soborno a funcionaros hindús para asegurar la venta de 12 helicópteros valorados en 560 millones de €, según las investigaciones para conseguir el contrato el grupo industrial pagó 51 millones de €. El Gobierno de Nueva Delhi ante el escándalo, canceló dicha compra después de que la justicia india iniciara un proceso judicial por corrupción.
Lo mismo está ocurriendo en Panamá, en donde también se han vertido acusaciones de pago de sobornos a funcionarios panameños por la venta de material de defensa valorado en 250 millones de dólares. Algunos candidatos electorales plantean anular el contrato con Finmeccanica y sumarse a la investigación internacional de soborno y corrupción que se lleva a cabo en Italia.
El mercado de material de defensa mueve muchos miles de millones, en un entorno de confidencialidad y secretismo que favorece las prácticas de corrupción y soborno. Este mercado está controlado en un 90% por Estados Unidos, Rusia, La Unión Europea y China y por unas 140 empresas de los mismos. Debido a las características estratégicas del material, a los intereses político-estratégicos de dichas exportaciones, a la escasa competitividad empresarial –no más de dos o tres empresas pujan por un contrato- y al elevado valor de dichos contratos –cientos o miles de millones-, suele ser habitual que la empresa productora intente conseguir la firma del contrato sobornando a los funcionarios encargados de tomar la decisión.
Transparencia Internacional estima que el coste global de la corrupción en el sector de defensa es como mínimo de 20 mil millones de dólares al año. El mismo informe señala que solo el 10% de las empresas de armamento tienen información sobre sus propios sistemas internos de lucha contra la corrupción. Es decir, no hay mucho interés en controlar la corrupción.
El principal instrumento para luchar contra la corrupción es la transparencia. Es por ello que los gobiernos, empezando por los gobiernos de los principales exportadores de armas, deberían hacer públicas las transacciones que autorizan, deberían acabar con el secretismo, deberían publicar las armas que venden, a quien las venden y el valor de las mismas.”
 
Tica Font
Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz y miembro del Centre Delàs d’Estudis per la Pau.
Artículo publicado en “Público” el 7 de abril 2014

miércoles, 12 de marzo de 2014

Armados pero pacíficos


En Uruguay hay oficialmente 580.000 armas registradas para una población de poco más de 3.280.000 habitantes. Existe, además, un importante mercado negro. Y las ventas van en aumento: 50% más en los últimos cuatro años, en medio de una ola de inseguridad que - vista desde México, Colombia o Venezuela parecería ridícula - pero que para los plácidos uruguayos resulta intolerable.
Once de la mañana del domingo en el Club Uruguayo de Tiro, a pocos metros del mítico estadio Centenario de Montevideo. En varias hileras, con una diana al fondo, varios hombres disparan causando un fuerte estruendo que, sin embargo, nadie parece advertir. Aquí vienen los socios de toda la vida y también aquellos que quieren sacarse un permiso. La ley actual somete a los candidatos a tener un arma a un examen psicológico y a varias horas de clases de tiro. Cada arma y cada dueño queda registrado. Si bien la "tenencia" de armas es fácil de obtener, el "porte" de armas - es decir, el derecho a llevarla encima - es sometido a estrictos controles. De los mil socios del club, solo veinte tienen el porte, según la administración.
Los testimonios coinciden: el perfil del propietario de un arma en Uruguay es un hombre, generalmente un padre de familia, que tramita la "tenencia" para poder defender su hogar en caso de agresión externa. Basta con interrogar al vecino, al compañero de trabajo, al médico o al profesor. Muchos reconocerán que tienen una pistola en casa, en un cajón cerrado, muchas veces sin utilizar.
Pero muchas otras veces las armas se usan y en esos casos la legislación explica la paradójica situación de Uruguay, un país donde el concepto de legítima defensa resulta especialmente protector para el hogar, considerado prácticamente inviolable. En ese contexto, abatir a un ladrón dentro del domicilio se califica muchas veces como "legítima defensa". En medio de una fuerte aprobación popular, los jueces tienden a ser clementes en este tipo de situaciones.
El ultimo caso se produjo el pasado uno de marzo en la localidad norteña de Salto. Un jubilado de 64 años mató de un disparo en la cabeza a un delincuente con antecedentes que trataba de robarle la bombona de gas. Tras un interrogatorio, el juez dejó al agresor libre y sin cargos.
Gustavo Guidobono, director de la Asociación para el Desarme Civil, confirma que el arma se concibe como un "instrumento de seguridad doméstica y patriarcal" en Uruguay.
Algunas organizaciones civiles afirman que el número real de armas en manos de civiles ronda el millón. En todo caso, con 32 armas por cada cien habitantes, Uruguay está al nivel de países como Irak (34 armas por cada cien habitantes), muy por encima de Argentina (10 por cada cien habitantes), Brasil (8 por cada cien) o de Colombia (6 de cada cien), pero lejos de Estados Unidos (90 armas por cada cien habitantes). Las cifras están basadas en el Small arms Surrey 2007.
Pero Guidobono rechaza estas comparaciones, Uruguay tiene en todo caso "el mejor registro de armas de Latinoamérica, donde el control es muy relativo".
Los socios del Club de Tiro, que prefieren no dar sus nombres, rechazan de plano la nueva legislación que condena a penas de hasta 12 años de cárcel a los propietarios de armas no registradas, un rechazo que comparten con los sectores políticos conservadores.
Guillermo Maciel es el experto en seguridad del Partido Colorado, totalmente contrario a la ley. Cree que lo necesario es "desarmar a los delincuentes y no a los ciudadanos honestos". Maciel considera que las leyes tienen que dar más elementos de autodefensa a los civiles. En ese contexto, el Partido Colorado apoya una iniciativa parlamentaria para ampliar el supuesto de legítima defensa y permitirla, por ejemplo, en los comercios.
Sin embargo, el presidente de la Cámara de Diputados - Aníbal Pereyra, del Frente Amplio - afirma que la nueva ley trata de luchar contra el mercado negro y dejará un plazo de un año para que los civiles cambien sus armas ilegales por ordenadores portables o bicicletas.
En todo caso, quedará intacto un curioso privilegio para los diputados y senadores uruguayos, que tienen derecho a portar armas sin ningún tipo de restricción. Un estudio de 2008 reveló que uno de cada tres legisladores tiene un arma, cifras que Pereyra considera totalmente caducas. "En 1950, se prohibió la entrada de legisladores armados al hemiciclo y actualmente sólo se usan cuando hay necesidad de transportar fondos", afirma.
Guidobono se indigna contra el "adefesio" que constituye mantener los "privilegios ridículos" de los legisladores y se muestra tajante: "los políticos uruguayos están armados", tanto en los sectores de la derecha como en el bando de los exguerrilleros tupamaros del Frente Amplio y del presidente José Mujica.
 

domingo, 9 de marzo de 2014

David a mano armada

La publicidad para vender armas acapara también la Cultura:
http://www.abc.es/cultura/20140309/abci-david-mano-armada-201403091408.html

martes, 25 de febrero de 2014

El mercadeo de las armas

El pasado 6 de febrero, el programa "En portada" de La2, emitió el reportaje "El mercadeo de las armas" muy importante relacionado con la venta de armas en el mundo.
Recomiendo su visión con atención:
http://www.rtve.es/noticias/20140204/portada-mercadeo-armas/869940.shtml

lunes, 3 de febrero de 2014

El fracaso del control de las armas

Todavía reciente en la retina el último tiroteo ocurrido el pasado fin de semana en Maryland, en el que tres personas murieron en un centro comercial, son cada vez más los estadounidenses que piensan que el gran fracaso de los legisladores de Estados Unidos, sigue siendo el control de armas. Aunque el presidente de EE UU, Barack Obama, ha mencionado el tema en su discurso del estado de la Unión de este martes, una agenda considerada paralizada en el Congreso, prometiendo que volverá a avanzar en medidas para reducir la violencia armada, no ha sido suficiente. El año pasado, Obama lo nombró en siete ocasiones, este 2014, el control de armas ha aparecido una vez en un discurso de 7.000 palabras.
"He visto el coraje de los padres, de los estudiantes, de los pastores, y de os oficiales de policía de todo el país que dicen no tener miedo y tengo la intención de seguir intentándolo, con o sin el Congreso, para ayudar a detener más tragedias en las que mueren estadounidenses inocentes en nuestra salas de cine, centros comerciales o escuelas como Sandy Hook", ha recalcado el mandatario.
Un argumento que contrasta con la intensidad del discurso del año pasado, debido a la cercanía con una de las peores matanzas acontecidas en la nación, cuando en esta escuela de Newtown murieron 27 personas, entre las que estaban 20 menores de seis y siete años. “Un solo voto para acabar con la violencia de las armas”, dijo el mandatario invocando a las víctimas de ese suceso. Nada ha cambiado desde entonces. Todas las medidas propuestas por Obama se han hundido.
Y los datos continúan siendo escalofriantes. En 2013 se produjeron una treintena de tiroteos en EE UU, en los que fallecieron como mínimo cuatro personas. El peor fue el ocurrido en la capital federal en septiembre, cuando un hombre mató a 12 personas y se quitó la vida en el Mando de Operaciones de la Armada de Washington. A pesar de que estos sucesos son los que tienen más impacto en la sociedad, los datos muestran que un promedio de 20 niños y adolescentes son hospitalizados diariamente por heridas de armas de fuego, según una información publicada ayer lunes en la revista Pediatrics y elaborada por investigadores de la Universidad de Yale.
De los más de 7.000 menores implicados, el 89% fueron varones, que ingresaron en los centros sanitarios. En 2009, año de registro del estudio que incluye datos de 44 Estados, murieron 453. La causa principal de las hospitalizaciones entre los jóvenes de 15 a 19 años fue el atraco, mientras que entre los menores de 10, fue la lesión no intencionada.
“Estos datos son muy graves. No se ha producido un esfuerzo real de salud pública para reducir las lesiones por armas de fuego debido, en parte, a la restricción federal de investigaciones a este respecto”, indican los autores en el texto. “Desde que el Congreso se encargó de esta materia en 1997, más de 427.000 personas han muerto por arma de fuego en EE UU, incluyendo más de 165.000 que fueron víctimas de homicidio”, agregaron.
Según el Centro de Prevención y Control de enfermedades de EE UU cada hora se registra una media de tres muertes relacionadas con armas de fuego, y siete personas reciben un impacto de bala. Cada día, 53 personas utilizan un arma para quitarse la vida.
A pesar de la tragedia de las cifras se reaviva, una y otra vez, el debate nacional sobre la Segunda Enmienda de la Constitución, que es el derecho a tener un arma de fuego para defenderse. Las tasas de homicidios y de posesión de armas siguen siendo más altas en EE UU que en cualquier otra parte del mundo, aunque los datos muestran que los tiroteos han disminuido en las dos últimas décadas.
Han pasado 200 años desde que James Madison introdujera la Ley sobre Derechos en la Constitución, pero nadie puede dudar que la nación ha cambiado y también lo han hecho sus armas.
A pesar de la voluntad demostrada por Obama de obtener una mayor restricción sobre las armas de fuego, su propuesta fue derrotada en el Senado el pasado mes de abril. La iniciativa no solo encarnaba la apuesta más ambiciosa de la legislación más dura sobre el control de armas presentada en el Congreso en los últimos 20 años, sino que recogía una de las principales apuestas para la reducción de la violencia armada defendidas por el mandatario.
La decisión supuso un duro revés para las aspiraciones de aprobar una ley restrictiva en el control de armas, una prioridad en la agenda política de la Casa Blanca tras la matanza de Newtown. Pero la realidad muestra que parece que nunca termina de cuajar una medida potencialmente buena que cambie a este respecto la mentalidad de los estadounidenses

El trafico de armas y su implicación en las muertes violentas en la región latino americana


El tráfico de armas es una compleja red mercantil, que se alimenta de los conflictos armados, problemas de legitimidad de los sistemas políticos y de la corrupción pública, privada, civil y militar. Por ende la necesidad de tener herramientas que permitan enfrentarlo de manera efectiva. Este flagelo el cual se origina desde la caída del imperio soviético como consecuencia de los grandes saldos de amas que quedaron en poder de las repúblicas soviéticas inició un gran mercado ilegal de armas. Este mercado hoy por hoy no es entre países sino entre individuos y organizaciones terroristas las cuales usan el mercado negro para adquirir grandes saldos de armas con las cuales se matan a diario miles de personas en el mundo. En Latino América, especialmente en países Colombia, Venezuela, Nicaragua, Guatemala y México, la implicación del tráfico ilegal de armas en las muertes violentas de esos países es bastante preocupante.
Generalmente las armas entran a esos países por las costas o por las fronteras vecinas y hacen su viaje a las ciudades principales por los transportes terrestres de verdura los cuales generalmente terminan en las centrales de abastos o puntos de encuentro para la distribución de las armas. Desde ahí son repartidas y comercializadas en el mercado negro para que los delincuentes hagan sus paseos millonarios, secuestros express, desapariciones forzadas, secuestros, cobro de deudas de la mafia, sicariato entre otras modalidades siniestras. En consecuencia, se requieren numerosas medidas, tanto en el plano nacional como en el internacional, para cortar el flujo de armas.
No obstante, se desconoce la dimensión verdadera del mercado ilícito de armas ya que el gran volumen de armas de fuego y sus municiones existentes y el inmenso número de proveedores condicionan los alcances de las medidas de control, así como la eventual verificación de la cadena de distribución y venta. El reciente incremento en las muertes violentas en países como México y Guatemala como consecuencia del tráfico de drogas y su conexidad con el tráfico ilegal de armas ha encendido las armas sobre la necesidad de ejercer más controles, pero al parecer esas solicitudes no han tenido mucho eco en la región.
Por ejemplo; En ciudades como Bogotá, Colombia, en recientes bases de datos de la Cámara de Comercio de esa ciudad y del Sistema Unificado de Información de Violencia y Delincuencia, de la Secretaría de Gobierno del Distrito de la capital colombiana, se ha precisado la incidencia de las armas de fuego de origen ilegal en las muertes violentas de la ciudad.
Al hacer referencia al incremento de las muertes violentas en países como México y Guatemala como también en toda la región centro americana como consecuencia del trafico de drogas, se debe tener en cuenta factores políticos, económicos, sociales y culturales, para poder establecer el porqué de los incrementos en los respectivos países y porque dichos gobiernos han fracasado en la lucha contra el crimen y todas sus manifestaciones incluida el tráfico ilegal de armas.
Son muchas las regulaciones que existen en Naciones Unidas y la OEA para obligar a los Estados a regular su producción de armas y que las armas no sean distribuidas ilegalmente. Sin embargo, No todos los países se han acogido a dichos acuerdos y regulaciones haciendo bastante complicado el trabajo de muchas autoridades para evitar el tráfico de armas y su implicación en muertes violentas en la región. El tema puntual es la necesidad de aplicar las normas vigentes que existen en cada país y luchar por acabar fenómenos permisivos como la corrupción estatal que en la mayoría de los casos es la que permite que fenómenos como el tráfico de armas no sea perseguido en la forma en que debería.
Para combatir eficazmente el fenómeno del tráfico ilícito, se deben realizar esfuerzos paralelos dentro de los países y las regiones, complementados por la atención internacional. Logrando que cada iniciativa refuerce y apoye los esfuerzos en otras partes. Es recomendable centrar la atención en reducir la demanda, tratando directamente las causas del conflicto, dado que “lo más importante es la mala distribución del ingreso, la riqueza y el capital”.
El complejo de factores que dan forma a la demanda no se puede ignorar dentro de la problemática del tráfico de armas. Los fabricantes de armas no sólo buscan nuevos mercados sino que, además, suelen introducirse cambios tecnológicos para ampliar las ventas. Pero cabe enfatizar que el mercado ilícito de armas pequeñas de fuego no es preponderante dentro del gran mercado que alimenta las huestes en conflicto, sin embargo son las de más impacto en las muertes violentas en las ciudades principales de la Latino América.
Hay varias maneras de impedir que los ciudadanos obtengan armas a fin de evitar el uso compulsivo o el acceso sin autorización, las cuales pueden ser: crear programas educativos; limitar el número de armas de fuego que puede poseer un individuo; desarrollar programas para eliminar la circulación de las armas no deseadas, innecesarias e ilegales; ofrecer compensación a quienes entreguen sus armas y prever penas severas a quienes no las entreguen; implementación de programas de intercambio de armas por algún tipo de bonos o subsidios ya sea en materia de alimentos, salud, educación; destruir todas las armas confiscadas. Crear una base de datos internacional para que cada arma tenga una especie de ADN o serial para que así, cuando un funcionario de policía confisque un arma en cualquier parte del mundo, este pueda ingresar de inmediato en la base de datos la marca, el modelo y el número de serie, y recibir información sobre la fuente del arma y el último propietario legítimo.
Es necesario combatir este flagelo de manera ejemplar no solo en la aplicación de la norma sino en la censura a los funcionarios corruptos que permiten este tráfico. Esto con el fin de lograr que menos personas sean asesinadas bajo el uso de armas ilegales en nuestra región. Con miras a un mundo globalizado, la región no puede seguir registrando números de violencia comparables solo con guerras civiles o entre Estados. La región como consecuencia del Narcotráfico se está matando, ósea hermanos matándose entre sí. El alcance de metas globales para la región depende de la pacificación de la región y el tráfico ilegal de armas es un problema serio que requiere atención y una solución conjunta cuanto antes.

Cristhian Mancera Mejía
BA in Law and MS in Leadership
Director
www.latribunacolus.com

viernes, 17 de enero de 2014

Una niña de 4 años dispara y mata por accidente a su primo en Detroit

“Una niña de 4 años ha disparado y matado a su prima de la misma edad mientras
jugaban en una casa situada al oeste de la ciudad de Detroit, en lo que la
Policía ha calificado como un "terrible accidente", tal y como ha
recogido la cadena estadounidense CBS.

"Ambos niños estaban jugando en una habitación dentro de la casa. La niña
encontró un arma larga debajo de la cama, apuntó hacia su primo de cuatro años
de edad y apretó el gatillo", según ha confirmado el portavoz de la
policía de Detroit, Adam Madera.

Por el momento no hay más información y se desconoce si algún adulto podría
enfrentarse a cargos por este desgraciado suceso ocurrido en el estado de
Michigan, al noroeste de Estados Unidos.”


sábado, 11 de enero de 2014

Bruselas se plantea leyes más estrictas contra las armas de fuego


25/11/2013
La Comisión Europea quiere endurecer la normativa comunitaria sobre la posesión de armas y, para defenderlo, la Comisionada sobre Asuntos Internos, Cecilia Malmström, ha hecho público el dato del número de muertes por armas de fuego en los países de la UE: más mil personas todos los años. La Comisión cree que que el crimen organizado y el terrorismo aprovechan las lagunas creadas por las diferencias entre las legislaciones nacionales.

La industria armamentística y las asociaciones de cazadores son contrarias a la imposición de un control de armas más duro, y no están convencidas de las cifras facilitadas por la Comisión Europea. También critican que la Comisión relacione el mercado ilegal con las actividades lícitas, como la caza o la práctica de deportes de tiro. En España, la Asociación Armera lamenta que entre las armas que la Comisión Europea quiere restringir se encuentren las semiautomáticas, las que utilizan principalmente los cazadores españoles.

Según datos del Sistema de Información de Schengen, en Europa hay medio millón de armas de fuego robadas o perdidas, principalmente destinadas a un uso civil. Por su parte, la Organización para la Política de Armas, España ocupa el 18º puesto a nivel mundial por número de armas en manos privadas -un total de 4,5 millones-. Esto nos sitúa por detrás de otros países comunitarios -la UE tiene 80 millones en total-, como Alemania, Francia e Italia.
108 países han firmado ya el Tratado de Comercio de Armas aprobado por la ONU en abril de este año, incluido Estados Unidos. Según las encuentas, el 63 % de los ciudadanos de la UE prefiere una normativa comunitaria común sobre la posesión de armas de fuego.