Páginas vistas en total

lunes, 3 de febrero de 2014

El trafico de armas y su implicación en las muertes violentas en la región latino americana


El tráfico de armas es una compleja red mercantil, que se alimenta de los conflictos armados, problemas de legitimidad de los sistemas políticos y de la corrupción pública, privada, civil y militar. Por ende la necesidad de tener herramientas que permitan enfrentarlo de manera efectiva. Este flagelo el cual se origina desde la caída del imperio soviético como consecuencia de los grandes saldos de amas que quedaron en poder de las repúblicas soviéticas inició un gran mercado ilegal de armas. Este mercado hoy por hoy no es entre países sino entre individuos y organizaciones terroristas las cuales usan el mercado negro para adquirir grandes saldos de armas con las cuales se matan a diario miles de personas en el mundo. En Latino América, especialmente en países Colombia, Venezuela, Nicaragua, Guatemala y México, la implicación del tráfico ilegal de armas en las muertes violentas de esos países es bastante preocupante.
Generalmente las armas entran a esos países por las costas o por las fronteras vecinas y hacen su viaje a las ciudades principales por los transportes terrestres de verdura los cuales generalmente terminan en las centrales de abastos o puntos de encuentro para la distribución de las armas. Desde ahí son repartidas y comercializadas en el mercado negro para que los delincuentes hagan sus paseos millonarios, secuestros express, desapariciones forzadas, secuestros, cobro de deudas de la mafia, sicariato entre otras modalidades siniestras. En consecuencia, se requieren numerosas medidas, tanto en el plano nacional como en el internacional, para cortar el flujo de armas.
No obstante, se desconoce la dimensión verdadera del mercado ilícito de armas ya que el gran volumen de armas de fuego y sus municiones existentes y el inmenso número de proveedores condicionan los alcances de las medidas de control, así como la eventual verificación de la cadena de distribución y venta. El reciente incremento en las muertes violentas en países como México y Guatemala como consecuencia del tráfico de drogas y su conexidad con el tráfico ilegal de armas ha encendido las armas sobre la necesidad de ejercer más controles, pero al parecer esas solicitudes no han tenido mucho eco en la región.
Por ejemplo; En ciudades como Bogotá, Colombia, en recientes bases de datos de la Cámara de Comercio de esa ciudad y del Sistema Unificado de Información de Violencia y Delincuencia, de la Secretaría de Gobierno del Distrito de la capital colombiana, se ha precisado la incidencia de las armas de fuego de origen ilegal en las muertes violentas de la ciudad.
Al hacer referencia al incremento de las muertes violentas en países como México y Guatemala como también en toda la región centro americana como consecuencia del trafico de drogas, se debe tener en cuenta factores políticos, económicos, sociales y culturales, para poder establecer el porqué de los incrementos en los respectivos países y porque dichos gobiernos han fracasado en la lucha contra el crimen y todas sus manifestaciones incluida el tráfico ilegal de armas.
Son muchas las regulaciones que existen en Naciones Unidas y la OEA para obligar a los Estados a regular su producción de armas y que las armas no sean distribuidas ilegalmente. Sin embargo, No todos los países se han acogido a dichos acuerdos y regulaciones haciendo bastante complicado el trabajo de muchas autoridades para evitar el tráfico de armas y su implicación en muertes violentas en la región. El tema puntual es la necesidad de aplicar las normas vigentes que existen en cada país y luchar por acabar fenómenos permisivos como la corrupción estatal que en la mayoría de los casos es la que permite que fenómenos como el tráfico de armas no sea perseguido en la forma en que debería.
Para combatir eficazmente el fenómeno del tráfico ilícito, se deben realizar esfuerzos paralelos dentro de los países y las regiones, complementados por la atención internacional. Logrando que cada iniciativa refuerce y apoye los esfuerzos en otras partes. Es recomendable centrar la atención en reducir la demanda, tratando directamente las causas del conflicto, dado que “lo más importante es la mala distribución del ingreso, la riqueza y el capital”.
El complejo de factores que dan forma a la demanda no se puede ignorar dentro de la problemática del tráfico de armas. Los fabricantes de armas no sólo buscan nuevos mercados sino que, además, suelen introducirse cambios tecnológicos para ampliar las ventas. Pero cabe enfatizar que el mercado ilícito de armas pequeñas de fuego no es preponderante dentro del gran mercado que alimenta las huestes en conflicto, sin embargo son las de más impacto en las muertes violentas en las ciudades principales de la Latino América.
Hay varias maneras de impedir que los ciudadanos obtengan armas a fin de evitar el uso compulsivo o el acceso sin autorización, las cuales pueden ser: crear programas educativos; limitar el número de armas de fuego que puede poseer un individuo; desarrollar programas para eliminar la circulación de las armas no deseadas, innecesarias e ilegales; ofrecer compensación a quienes entreguen sus armas y prever penas severas a quienes no las entreguen; implementación de programas de intercambio de armas por algún tipo de bonos o subsidios ya sea en materia de alimentos, salud, educación; destruir todas las armas confiscadas. Crear una base de datos internacional para que cada arma tenga una especie de ADN o serial para que así, cuando un funcionario de policía confisque un arma en cualquier parte del mundo, este pueda ingresar de inmediato en la base de datos la marca, el modelo y el número de serie, y recibir información sobre la fuente del arma y el último propietario legítimo.
Es necesario combatir este flagelo de manera ejemplar no solo en la aplicación de la norma sino en la censura a los funcionarios corruptos que permiten este tráfico. Esto con el fin de lograr que menos personas sean asesinadas bajo el uso de armas ilegales en nuestra región. Con miras a un mundo globalizado, la región no puede seguir registrando números de violencia comparables solo con guerras civiles o entre Estados. La región como consecuencia del Narcotráfico se está matando, ósea hermanos matándose entre sí. El alcance de metas globales para la región depende de la pacificación de la región y el tráfico ilegal de armas es un problema serio que requiere atención y una solución conjunta cuanto antes.

Cristhian Mancera Mejía
BA in Law and MS in Leadership
Director
www.latribunacolus.com

No hay comentarios: